Son proyectos de innovación social dirigidos a reducir la pobreza energética. Cinco candidatos españoles estarán presentes en la final europea del proyecto de Innovación Social Tackle Fuel Poverty, co-fundado por Ashoka y la Fundación Schneider Electric y que esté año ha contado con Enel, en Europa, y Endesa en España y Portugal como socio.

Por segundo año consecutivo, esta iniciativa busca identificar en Europa los proyectos sociales más innovadores que puedan contribuir a paliar la situación de pobreza energética, que se estima viven entre 50 y 125 millones de personas. El jurado valora la innovación del proyecto pero también su impacto social y su capacidad de escalabilidad a otras geografías y su sostenibilidad a medio-largo plazo.

La plataforma para identificar la pobreza energética, que en España ya alcanza al 15% de la población, presentada por ECODES; la red de puntos de información y asesoramiento de ACA; el innovador micro-grid de Trama TecnoAmbiental; las oficinas técnicas transversales de proximidad propuestas por la Fundación Tomillo; o la valiente aproximación del problema situando la educación social en el centro de Aeioluz, representarán a España en la final europea del proyecto cuyos ganadores se anunciarán durante la celebración de la COP23, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que tendrá lugar en noviembre de 2017 en Bonn, Alemania.

“La pobreza energética es un problema real en España. Durante estas semanas, hemos confirmado que existen muchísimos colectivos que están ya trabajando en el tema, pero también que hay ideas muy potentes, que necesitan de financiación y apoyo. El emprendimiento social contribuye al bienestar y a la sostenibilidad social y medioambiental y es nuestra misión contribuir a fomentarlo y ayudarlo a crecer”- concluía el jurado tras la elección de los candidatos españoles.

Fuente: Corresponsables.com